Suscríbete a nuestro blog

 

 

Últimas publicaciones..

Blog CEMETC

SOBRE EL DIANÓSTICO Y EL TRATAMIENTO

SOBRE EL DIANÓSTICO Y EL TRATAMIENTO

Con el fin de tender puentes entre los criterios diagnósticos tradicionales, (muchas veces subjetivos y filosófíco-empíricos) con los habituales en la diagnosis clínica occidental ( muchas veces excesivamente protocolizados).

Les rogamos que lo analicen como un intento muy somero, casi esquemático, de proporcionar una guía programática sistematizada, tratando de centralizar y dar coherencia a tan diverso, farragoso e introvertido tema

Con ello reduciremos, en lo posible, las múltiples interrogantes que se presentarán, sin duda, en estos temas tan importantes pero complejos, verdadero caballo de batalla de todos los profesionales acupuntores.

 

DIAGNÓSTICO EN MTCH. (ZHONG YI ZHEN DUAN XUE)

La gran diferencia cualitativa entre los profesionales acupuntores estriba, precisamente, en su capacidad para realizar un buen diagnóstico. En MTCH., al igual que en la medicina convencional u otras medicinas, la respuesta terapéutica está en razón directa al acierto diagnóstico.

Llegar a efectuar un adecuado diagnóstico es la parte más difícil y compleja de la MTCH., ya que como Medicina Holística que considera al ser humano como un ente indivisible e interdependiente, la diagnosis se realiza a través de síndromes y no de síntomas.

La enfermedad, bajo el punto de vista de las Medicinas Holísticas, no solo tiene nombre sino también apellidos y cuantos más apellidos investigue más me aproximo a la entidad nosológica y más diana y efectivo será el tratamiento. Hay que investigar no solo el porqué de la manifestación, sino y prioritariamente, las causas.

Si diagnostico que un paciente tiene gastralgia (síntoma), sin considerar el cortejo de signos acompañantes (síndrome) es igual que si en un estadio con 30.000 personas llamo a José; pero si llamo a José Pérez se reduciría el número de personas y doy un 2º y 3º apellido probablemente respondería la persona que procuro. El dolor de estómago en MTCH., puede ser un signo clínico común a 8 o 10 síndromes (Deficiencia de Yin de E., Plenitud calor del H., Estancamiento de Qi o de Xue de E., Plenitud calor de Pericardio, Plenitud calor de ID., Calor en Zhongjiao,...).

La Hipertensión arterial, es un signo clínico común a 5 o 6 síndromes de MTCH. (Plenitud de C. o de MC., deficiencia de R-Yin., Plenitud calor de P., Estancamiento o vacío de BP…

La dismenorrea es un signo clínico común a 4 0 5 síndromes (estancamiento de Qide R., Vacío frio de sangre, estancamiento de T`chongmai…).

Y así podríamos continuar con la cefalea, astenia, depresión, Insomnio, etc. etc.  Son síntomas que precisan de un cortejo acompañante que determine su etiología y así poder enmarcarlo en un síndrome.

En muchas ocasiones, el síntoma clínico que lleva al paciente a una consulta, es el menos relevante o de menor jerarquía nosológica que los restos de signos clínicos. 

Los Síndromes en MTCH., pueden ser múltiples, pues cada individuo tendrá su propio síndrome resultante de la combinación de los distintas variables que se pueden dar en el análisis semiológico en donde los factores patógenos, sobre todo los 4 fundamentales (congénito, emocional, dietético y medioambiental), inciden de diversa manera e intensidad, pudiendo (en función del individuo) ser cada uno de ellos esencial, predisponente, coadyuvante o desencadenante.

A pesar de lo anteriormente descrito, que nos lleva a la individualización estricta del paciente y con el fin de facilitar una primera línea de investigación, la MTCH., nos describe aproximadamente 160 patrones sindrómicos que abarcarían la inmensa mayoría de los cuadros clínicos. De ellos aproximadamente 100 se corresponden con el sistema Zhang-Fu y el resto a Qi, Xue, Flemas, Planos, etc. Cada uno de estos patrones admiten alguna variable que los permite personalizar. En ese aspecto es donde el pulso y la lengua suelen aportan el aspecto diferencial.

Para dar apellidos tengo que desarrollar una labor de investigación, analizando los signos clínicos que obtengo a través de la percepción de los sentidos (vista, oído, olor y tacto).

En el ser humano estos sentidos no están lo suficientemente desarrollados para que, a través de ellos, podamos llegar a conclusiones diagnósticas complejas (aunque sean elementos valiosísimos). Esa carencia la compensa, con creces, por la capacidad para comunicarse a través de la palabra. La interrogación se convierte, pues, en el eje fundamental de la diagnosis, siendo el resto, en términos generales, confirmaciones a la presunción diagnostica obtenida mediante la anamnesis.

La combinación de la INTERROGACIÓN con los restos de los elementos de diagnóstico descritos (INSPECCIÓN, AUDICIÓN-OLFACCIÓN Y PALPACIÓN) componen lo que en MTCH., se llama los CUATRO ELEMENTO DE DIAGNÓSTICO (SHI ZHENG) ya que la audición y olfacción las unifica como un solo elemento, quedando estructurado de la siguiente forma y por orden de actuación:

1º VER – INSPECCIÓN (lengua, tez, expresión. Forma,…).

2º OIR Y OLER – AUDICIÓN Y OLFACCIÓN(latidos, rumores, tonos de voz…). Preguntando por los olores (aliento, sudor, heces, orinas, etc.) pues no sería muy ortodoxo oler al paciente, aunque el olor pueda ser determinante en el diagnóstico, Evidentemente si los perros tuviesen acupuntor el elemento esencial del diagnóstico sería la olfacción.

3º INTERROGACIÓN (desarrollo de las 30 preguntas básicas de la anamnesis y sus correspondientes variables). Cuando solicito información sobre la orina, por ejemplo, pregunto por la frecuencia, la cantidad, el color, el olor, dolor, si tiene nicturia, si padece incontinencia, si tuvo enuresis infantil prolongada, etc.. Lo mismo con la sed, el apetito, las heces, etc.  Todo ello reflejado en una Historia Clínica confeccionada al respecto.

4º PALPACIÓN (diversos aspectos pulsológicos, puntos o áreas dolorosas, entre otras muchas maniobras propias de este procedimiento.

Este proceso es el habitual cuando quieres establecer una relación (ver, oír, oler, hablar y palpar) y no cabe duda de que el acupuntor debe buscar esa relación con su paciente lo que le va a permitir obtener la máxima información sobre sus síntomas y por ende establecer un diagnóstico sindrómico más diana.


SHI ZHENG me permite proponer las dos grandes líneas diagnósticas:

BA GANG Y BIAN ZHENG.

Ø  BA GANG: consiste en clasificar la enfermedad dentro de los llamados ocho (BA) diagnósticos (GANG): YIN-YANG/ INTERIOR-EXTERIOR / FRIO-CALOR / VACÍO-PLENITUD.

Ø  BIAN ZHENG: consiste en encontrar los signos diferenciales que permita determinar el síndrome específico.


Por ejemplo: según las 8 reglas puedo clasificar, una vez analizados los síntomas, una enfermedad en Yin-interior-calor-vacío, en base a ello propondré el correspondiente tratamiento (BA FA) que sería, en este caso concreto, una técnica terapéutica que se denomina calorificación-tonificación. Sin embargo ello no individualiza al paciente, ya que calor- interno-vacío en un individuo yin puede tener muchas causas (insuficiencia de R-Yin, vacío de Yin de H., deficiencia de Yin-Ye o de Xue, etc.)

Una vez que tengo SHI ZHENG, tengo los elementos de juicio que permitirán a través del análisis semiológico, diagnosticar el síndrome/s implicado/s en la patología del paciente y proponer un tratamiento adecuado.

Ahora bien existe, como Vds. han estudiado en la lección 5º, un diagnóstico previo dirigido a regular el estado energético de los Meridianos de acupuntura y que no precisa de SHI ZHENG. Solo se precisa de la palpación que antiguamente era pulsológica (pulsos radiales) con un alto grado de subjetividad, en los no iniciados, y que en la actualidad tiende a ser electrónica (Biomediciones) más objetiva y de fácil aplicación al basarse en el principio biofísico de disminución de la resistividad en áreas energéticas.

Este diagnóstico no aporta elementos semiológicos que permitan elaborar Ba Gang ni Bian Zheng, pero sí que es muy útil para efectuar la Regulación Energética y que como han visto cumple tres grandes objetivos:

Tratar de eliminar el factor de desequilibrio energético que impide la auto-reparación (Cúspide Biológica). ARMONIZAR.

Preparar el terreno para sea más efectiva la acción terapéutica posterior. POTENCIAR.

Incidir positivamente en el paciente mediante el efecto placebo que supone un análisis impreso que puede ser explicado por el acupuntor. INDUCIR.

 

SINTETIZANDO:

EXISTEN TRES DIAGNÓSTICOS (SAN GANG)

1º JING MAI GANG (llamado diagnóstico de situación)

2º BA GANG (llamado los 8 principios directores del diagnóstico)

3º BIAN ZHENG GANG (llamado diagnóstico por diferenciación sindrómica).  

 

TRATAMIENTO (ZHI).

El tratamiento, a su vez, será la respuesta en base al desarrollo fisiopatológico descrito.

LI QI HE (REGULACIÓN) para dar respuesta a JING MAI GANG – ya está desarrollado en el 5º tema.

BA FA (LAS OCHO TÉCNICAS TERAPÉUTICAS) para dar respuesta a BA GANG. Pendiente de un próximo desarrollo.

SUI ZHENG QU XUE(SELECCIÓN DE PUNTOS POR IDENTIFICACIÓN DE SÍNDROMES) para dar respuesta a BIAN ZHENG GANG. Pendiente de un posterior desarrollo más avanzado.

 

El tratamiento base que hemos desarrollado en clases anteriores se refiere a la elección de puntos en las patologías del Zhang Fu sin necesidad de depender de ningún formulario o vademécum. Es muy gratificante tener criterios propios que permitan elaborar la fórmula terapéutica básica. Dicho tratamiento no analiza las causas de la enfermedad por lo que es incompleto y debemos de complementarle con los puntos elegidos a través de BAFA Y SUI ZHENG QU XUE.

 

LA FÓRMULA TERAPÉUTICA EN ACUPUNTURA SE FUNDAMENTA EN LOS CUATRO PILARES TERAPÉUTICOS (SUN FA): A + B + C + D

 

A- Regulación energética de acuerdo a JING MAI GANG, Tratamiento protocolario, sistemático y previo.

B- Tratamiento base que dividimos en dos apartados:

B.1 Tratamiento de los desequilibrios ZhangFu siguiendo las pautas descritas de Punto Emperador, Puntos Ministros y Puntos Ayudantes.

        B.2Tratamiento BAFA de acuerdo a BA GANG.

C- Tratamiento etiológico de acuerdo a BIAN ZHENG.

D- Tratamientos complementarios (fitoterapia, auriculoterapia, etc.). 

 

EJEMPLO CLÍNICO.

Estreñimiento crónico, mujer de 47 años.

 

DIAGNÓSTICO:

1- En la biomedición Riodoraku se observa un vacío de los tres yang de la mano (ID.-TR.-IG.) y una plenitud de H.

2-  Dentro de los ocho principios directores del diagnóstico (BA GANG), llegamos a la conclusión, a través del análisis semiológico, de se puede encuadrar en YIN/INTERIOR/CALOR/VACIO.YIN NEI HAN XU.

3- Dentro de los BIAN ZHENG la paciente presenta los siguientes signos clínicos cardinales: Heces resecas (caprinas), insomnio distal, febrícula matutina, sequedad de piel y mucosas, sofocos, boca seca, sed, tez pálida calor en los cinco centros, dolor en la deposición con tenesmo rectal, mucosa lingual escasa , seca y ligeramente roja, pulso débil y rápido. Ello me lleva a diagnosticar un estreñimiento por deficiencia de Yin de IG.

TRATAMIENTO:

A.  Regulación.Tonificación rápida del 8 TR. (Sanyangluo) como Luo de grupo de los tres Yang Tsouy sedación rápida del 2 H. (Xingjian). Esperar 10 minutos y abordar el tratamiento proponiendo los siguientes criterios.

B.  Ba Fa. Denominada Refrigeración-Estimulación para el tratamiento del calor interno vacío (deficiencia de Yin) con los puntos 6 BP. (Sanyinjiao), 3 R. (Taixi) y 4 RM. (Guanyuan).

C.  Bian Zheng

  C.1. Al ser una víscera nos permite aplicar los pasos descritos en la formulación base:

C.2.1. Punto Maestro 3 ID. (Houxi)(abre DUMAI) como mar de las vísceras y el IG., es una víscera. PUNTO EMPERADOR.

C.2.2. Técnica SHUMU con estímulo prioritario del MU (déficit de Yin) con 25 V. (Dachangshu) puntura simple y 25 E. (Tianshu), con estimulo intenso. PUNTOS 1º MINISTRO.

C.2.3. Técnica MU ZI.Tonificando 11 IG. (Quchi) (propio). 41 E. (Jiexi) (madre) y sedando 8 ID. (Xiaohai) (controlador).- PUNTOS SEGUNDO MINISTRO.

C.2.4. Puntos ROE: 37 E. (Shagjuxu) y 12 RM. (Zhongwan) AYUDANTE.

C.2.5. Técnica YUAN LUO: 4 IG. (Hegu)– 7 P. (Lieque). AYUDANTE.

C.2.6. Técnica JIE-GEN: 5 IG. (Yangxi) y 45 E. (Lidui). AYUDANTE.

C.2 7. Punto TIERRA del acoplado: 9 P. (Taiyuan). AYUDANTE.

C.2.8. Punto de CIERRE o acoplado al Llave o Maestro: 62 V. (Shenmai). AYUDANTE.

  C.2.Tratamiento específico del vacío de Yinde IG.

C.3.1.Estimular el R.-Yin: 3 R. (Taixi), 7 R. (Fuliu), 10 R. (Yingu), 4 RM. (Guanyuan), 25 VB. (Jingmen) y 46 PC. (Qimen) Izquierdo.

C.3.2.Estimular el Yin específico de IG.: 2 IG. (Erjian), 25 E. (Tianshu) y 66 V. (Tonggu).

C.3.2.Regular el Centro y el Yang Ming: 36 E. (Zusanli), 4 IG. (Hegu) y 12 RM. (Zhongwan).     

D. Tratamientos complementarios, daré prioridad a las recomendaciones dietéticas dirigidas a recuperar el Yinde IG., como farmacopea y Auriculoterapia específicas.

 

Una vez que tengo el repertorio de posibles puntos, deberé de hacer una selección teniendo en cuenta los siguientes criterios.

1- El primer punto en punturar será el que considere más importante, generalmente el punto Maestro o punto llave.

2- Armonizar el movimiento como puntos 1º ministros (TÉCNICA SHU-MU).

3- Al menos un punto de los posibles de la (TÉCNICA MUZI) como puntos 2º ministros.

4- Elegir al menos una técnica de los puntos ayudantes

5- Los puntos que se repiten en las diversas técnicas o criterios desarrollados. 3 R. (Taixi), 4 RM.

 (Guanyuan), 12 RM. (Zhongwan), 4 IG. (Hegu) y 25 E. (Tianshu).

Hay que tener en cuenta que independientemente de la regulación previa, es posible que tengamos que utilizar el punto Xi cómo de desbloqueo, recomendable en los cuadros crónicos. Dicho punto se puntura y estimula intensamente dirigiendo la aguja hacia la UE, independientemente del sentido circulatorio, por ejemplo en patología de E., sobre todo de estancamiento, se pondría el 34 E. (Liangqiu) en dirección ascendente a pesar de que el sentido circulatorio del meridiano es descendente. De utilizarse este punto como apertura de sesión se espera aproximadamente 5 minutos antes de continuar con la sesión. 


LA FÓRMULA TERAPÉUTICA QUE PROPONDRÍA EN ESTE CASO CONCRETO SERÍA:

Después de efectuada la Regulación y el punto Xi(si fuera preciso), propondría:

3 ID. (Houxi), 25 V. (Dachangshu), 25 E. (Tianshu), 11 IG. (Quchi), 37 E. (Shagjuxu), 12 RM. (Zhongwan), 6 BP. (Sanyinjiao), 3 R. (Taixi), 4 RM. (Guanyuan), 36 E. (Zusanli), 4 IG. (Hegu), 66 V. (Tonggu) y 2 IG. (Erjian). Dichos puntos se proponen en función de:

TRATAMIENTO BASE:

Punto Emperador: 3 ID. (Houxi) (punto llave del Du Mai) que, como mar de las vísceras, regula el sistema Fu.

Puntos Primer Ministro: 25 V. (Dachangshu) y 25 E. (Tianshu) (Técnica Shu Mu) para regular la UE. Con estímulo del Mu (deficiencia de Yin).

Segundo Ministro: 11 IG. (Quchi) (punto de tonificación de IG.).

Puntos Ayudantes: 37 E. (Shagjuxu) y 12 RM. (Zhongwan) (puntos Roé de IG. y de las vísceras respectivamente).

BA FA: (refrigeración).

Punto Emperador: 6 BP. (Sanyinjiao) (punto de acción especial en la purgación y reunión de los meridanos Yin inferiores).

Punto Primer Ministro: 3 R. (Taixi) (punto Yuan de R., punto tierra y punto humedad) es básico en la refrigeración.

Punto Segundo Ministro: 4 RM. (punto Mu de ID.) incrementa el Yingeneral y regula el nivel de absorción intestinal.

BIAN ZHENG:

      a-  Tonificar el R-Yin: 3 R. (Taixi) (punto tierra y Yuande R.).

      b-  Regular el centro y el Yang Ming 36 E. (Zusanli) – 12 RM. (Zhongwan) – 4 IG. (Hegu) (Emperador y Ministros).

      c- Hidratar IG. con el punto dominante de la V. 66 V. (Tonggu) (manda el agua) y el punto agua de IG. 2 IG. (Erjian) (recibe el agua).

 

Cada una de las fórmulas (no de las técnicas) de tratamiento constan, generalmente, de diversos puntos que se suelen clasificar por orden jerárquico en función de su efectividad terapéutica o bien según el criterio personal del acupuntor y en función de las múltiples variables propias de cada caso en concreto, en Emperador y Ministros.

Esta propuesta no es estándar, ni significa ninguna fórmula específica, pues los puntos pueden variar en función de los diversos aspectos particulares de cada individuo. Por ejemplo, si el paciente presentara signos asociados al P. (alteraciones de vías respiratorias, dermatopatías, etc.) se podría considerar la posibilidad de utilizar la técnico Luo-Yuan. Si existiera una evidente alteración emocional (depresión, ansiedad, etc.) podría proponer la apertura días alternos del 6MC., etc. etc.

Cada sesión clínica del protocolo base (10 sesiones, días alternos las primeras dos semanas y dos sesiones cada tres días las dos siguientes) es una revisión de la evolución, del historial y de tratamiento, si procediese, con lo cual hay tener la precaución de apuntar las posibles variaciones que se realicen pues muchas veces el cambio de criterio de puntos puede mejorar el tratamiento y si no sé lo que propuse, tendré que volver a replantear todo el proceso.

En caso de que la evolución a partir de 3ª o 4ª sesión clínica no fuera favorable, habría que revisar el diagnóstico y analizar otros posibles signos clínicos que pudieran estar enmascarados o no se le otorgó la relevancia que pudiera tener.

Si se confirma el diagnóstico podemos proponer técnicas no utilizadas como la técnica de planos, el punto tierra del acoplado y revisar los puntos ayudantes de la Refrigeración  

Como ven de lo que se trata es de razonar todos y cada uno de los puntos del tratamiento en base a criterios diagnósticos y no a través de fórmulas empíricas que en el mejor de los casos actuarían de una manera paliativa (tratamiento rama) y no curativa (tratamiento raíz). He ahí el meollo de la cuestión, el ser o no ser Acupuntor.


 

 

© 2017 Centro de Enseñanza de la Medicina Tradicional China
Diseño web: HiTech Informática